Necesito juzgar mi vida antes que el justo Juez venga

El Señor vendrá a juzgar a la humanidad pero no quiere tomarnos desprevenidos

juzgar

Foto:Wesley Almeida/CN

Las palabras “juzgar”, “juzgamiento” y “juicio”, en hebreo, tienen la misma raíz, viene de una actividad normal que los agricultores realizaban. Juzgar era tomar un colador, colocar los granos y colarlos. En el tamiz se separaba todo hasta que quedaban los granos sin ninguna suciedad.

En la Biblia juzgar es eso.

El Señor vendrá a juzgar la tierra, vendrá a juzgar a la humanidad. Él no quiere tomarnos desprevenidos. Por eso es importante, para no ser juzgados y condenados, que saquemos de nuestra vida todo aquello que es suciedad, todo aquello que es cizaña.

Entremos a juzgar nuestras propias vidas.

Que yo me juzgue, que yo me purifique, Señor, y haga mi revisión de vida, diariamente, antes de que llegues.

¡Dios te bendiga!

Lee más
.:Lee aquí más mensajes de Monseñor Jonas

Monseñor Jonas Abib
Fundador de la Comunidad Canción Nueva

Deja un comentario