Dios quiere tu salvación

Trae contigo tu cruz, que no es sencillamente una señal. Lo más importante es que la cruz esté clavada en nosotros, asumiendo la salvación de Jesús.

Hoy, tienes la obligación de clavar la cruz en tu casa, en tu hogar, aunque tu pareja no quiera, la cruz de Cristo estará clavada y su efecto llegará a tu casa. Si tienes parientes que están alejados de Dios, clava la cruz de Cristo en la vida de esas personas y llegará un día en que volverán a Dios.

Canción Nueva, una vez más, está contigo. Hoy, nuestro día empezó diferente y mañana continuaremos ayudándote a clavar la cruz de Cristo en tu vida y en la vida de los tuyos.

Gracias a Dios, Canción Nueva está haciendo eso por los medios de comunicación, retiros y de otras formas. Aunque alguien en tu casa no quiera, la cruz de Cristo está siendo clavada en tu casa y nosotros continuaremos haciendo eso.

Así como era imposible para aquel pueblo atravesar el desierto sin sacrificios, también para nosotros es imposible alcanzar la salvación sin dolor, sin sacrificios.

Aunque seas rebelde y no quieras, nosotros estamos aquí para ayudarte, porque Dios quiere tu salvación y nosotros somos tus aliados.

Tu hermano
Mons. Jonás Abib
Fundador de la Comunidad Canción Nueva

Deja un comentario