Dios tiene una misión para las mujeres

Mujeres, no dejen que el enemigo estropee todo

Mons

Foto:Daniel Mafra/cancaonova.com

El enemigo es tan sucio que quiere hacer con las mujeres el mismo que hicieron con los hombres. La sexualidad femenina es un regalo divino, es participación en el poder creador de Dios. Una vez fecundada, la mujer genera un hijo para el Señor. Después, continua educando para que sean santos. ¡Eso es maravilloso! Ella es la educadora de sus hijos y de su propio marido. Dios cuenta con las mujeres para llevar la familia a la santidad.

Es seguro que tu, mujer, quiere llegar delante de Dios y decir: “Señor, estamos todos aquí. No fue fácil traer mi esposo y cada uno de mis hijos, pero estamos aquí. ¡Misión cumplida, Señor!”.

Dios unió la mujer al hombre en matrimonio para que ella lo tome, junto de sus hijos, de regreso al cielo. Nuestra aventura es luchar para que toda nuestra familia sea trasplantada, como un jardín del cielo.

.:Lee aquí más mensajes de Monseñor

Traducción: Thaís Rufino de Azevedo

Tu hermano,
Monseñor Jonas Abib
Fundador de la Comunidad Canción Nueva

Deja un comentario