Dos artimañas del enemigo para destruirnos

El enemigo no se revela, sino que usa artimañas para engañarnos

artimanha do inimigo

Foto: Archivo Canción Nueva

El enemigo trabaja en nosotros con dos sentimientos para destruirnos: el sentimiento de inferioridad y el sentimiento de culpa. La persona se va sintiendo tan culpable que se inferioriza delante de Dios. Y el demonio va cultivando esos dos sentimientos en nosotros, esas dos artimañas.

“¿Quien soy yo para Dios?”. Dios me ama más allá de mis errores, Él nunca deja de amarme

“En el mundo tendrán tribulaciones, pero ánimo yo he vencido al mundo” (Juan 16, 33). Si Cristo venció al mundo tú también puedes vencerlo. Es una verdad que debe llenar de valentía nuestra alma. Sólo en Dios encontraremos la salvación.

Lee más:
.:Entrenados para la gran tribulación
.:Ten coraje delante de la tribulación
.:¿Como vivir en el tiempo de tribulación?

Su hermano
Monseñor Jonas Abib

Deja un comentario