La vocación se realiza en el día a día

06/08/2015

No dejes tu vocación para vivirla mañana, vívela en el día a día

La vocación se realiza en el día a día

Aprendí a vivir mí vocación cada día. Fue un aprendizaje muy concreto. Aprendí viviendo. Fue así que pasó:

Yo estaba en el décimo primero año de seminario y debería hacer votos para siempre. Al final de la teología, fui ordenado padre. Delante de la responsabilidad, nació una grande interrogación en mí cabeza: ¿Será que conseguiría ser un buen padre?

Mirando mis limitaciones, yo sabía que no sería capaz. Este sentimiento me fue aterrorizando de una forma que en mi corazón, no había más paz. Ya no dormía ni comía bien. Yo no podría ser un padre de cualquier forma. Entonces, decidí conversar con mi director. Él me escuchó hasta el fin y, sonriendo, dijo: “Jonas, en el futuro serás el padre que necesitas ser hoy. La única forma de garantizar la calidad de tu vocación es viviendo el hoy de la mejor forma posible”.

En el mismo instante, comprendí todo. A partir de entonces, comencé a vivir mi vocación cada dia.

¡Dios te bendiga!

.:Lee aquí más mensajes de Monseñor Jonas

Tu hermano
Monseñor Jonas Abib
Fundador de la Comunidad Canción Nueva

Comentarios