Necesitamos tener una vida de oración

La oración es fundamental en la vida del cristiano

Foto: Daniel Mafra/cancaonova.com

Foto: Daniel Mafra/cancaonova.com

En el evangelio según Mateo, Jesús nos enseña a tener una vida de oración, y Él nos enseñó la oración del padre nuestro. Quiero decirte que el Padre nuestro está por encima de cualquier modelo de oración y que, con simplicidad, nos dirigimos al Padre, en primer lugar, hablando de Él, de las cosas del Reino.

“Padre nuestro que estás en el Cielo, santificado sea tu nombre y venga a nosotros tu Reino”. Después, nos dirigimos al Padre, pidiendo nuestras necesidades: “Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras ofensas, así como nosotros perdonamos a quien nos ofende, no nos dejes caer en tentación, y líbranos del mal”.

.:El Padre busca adoradores que lo adoren en espíritu en verdad
.:Nuestro origen es divino

Es una oración simple, en la cual nos dirigimos al Padre, a sus asuntos, hablas cosas del reino y a las cosas que necesitamos, con confianza de hijos. ¡Nosotros debemos ser hombres y mujeres de oración!

Conozca nuestra página de ‘Liturgia cotidiana’ => liturgia.cancaonova.com

Su hermano,
Monseñor Jonas Abib
Fundador de la Comunidad Canción Nueva

Deja un comentario