Por amor, reza el rosario

Es necesario que todos nosotros seamos atletas de Cristo

El atleta de Cristo es entrenado por la oración. Es rezando, rezando y rezando, que creamos fuerza y nos volvemos los atletas del Señor. La victoria es para los atletas. Los débiles no van a conseguir nada.

Tú eres un salvavidas y necesitas de la presencia de la Virgen Maria para rescatar a los tuyos, garantiza el rescate por medio de la oración. Para tener aliento en la oración reza el rosario todos los días. Esa es la segunda piedrita: ¡El rosario todos los días! Si no lo conseguis ya de entrada, no te preocupes, comienza rezando sólo un Misterio de los cuatros. En poco tiempo vas a estar rezando ya dos rosarios y después los cuatro (Gozosos, Luminosos, Dolorosos y Gloriosos). Será muy lindo que comiences a dar pasos firmes, ¡Dios te quiere así!

.: Cinco piedritas contra tu Goliat

Por amor a Dios, por amor a ti y por amor a los tuyos, reza el rosario todos los días.

Monseñor Jonas Abib
Fundador de la Comunidad Canción Nueva

Deja un comentario