¿Cómo está tu casa?

Rellenemos nuestra casa de oración

Foto: monkeybusinessimages by Getty Images

Nuestras casas necesitan ser santuarios de vida. La presencia de Dios necesita ser constante en nuestros hogares, para que la vida sea fecunda. Mirando, hoy, para tu casa, ¿puedes decir de ella que ha sido un santuario de vida? Cuando las personas visitan tu casa, ¿que dicen ellas? ¿Y tú? ¿Cómo te sientes en tu propia casa? Hay personas que se sienten angustiadas en su propia casa, porque no hay un clima de paz, de amor y de amistad.

Talvez hoy necesitemos retirar de nuestro hogar muchas cosas que engendran división y tensión. Llenemos nuestra casa con oración, porque solamente así podremos vivir en la alegría, en el amor y en la unidad.

El Señor, en su Palabra, nos dice así: “Mi casa será casa de oración” (Lc 19,46b).

Hagamos, hoy, la experiencia de entregar las riendas de nuestras casa en las manos de Jesús, para que él ponga orden en todo lo que está fuera de lugar. Hagamos esto con confianza en el amor que el Señor tiene por cada uno en nuestra familia.

¡Jesús, en Vos confío!

Lee más:
.:¡Vuelve a casa, es tiempo de misericordia!
.:Sea testigo del Evangelio en tu casa
.:Oración de liberación de la casa

Conozca nuestra página de ‘Liturgia cotidiana’ => liturgia.cancaonova.com

Luzia Santiago
Cofundadora de la Comunidad Canción Nueva

Deja un comentario