Donación y confianza en Dios

“Jesús lo miró con amor y le dijo: ‘Solo te falta hacer una cosa: anda, vende todo, da el dinero a los pobres y tendrás un tesoro en el cielo. Despues ven y sígueme” (Mc 10,21)

Somos invitados a vivir la pobreza evangélica, tanto la material como la espiritual, lo que nos lleva al desapego. La donación de nuestra vida al Señor requiere una entrega total y en todas las circunstancias, sea en la alegría, como en la aflicción, en la pruebas y en el cansancio físico, entre tantas realidades que vivimos día a día.

Para que nuestra vida permanezca en Dios, necesitamos vivir la donación y la confianza a la que Dios nos llama. En cada actividad que hagamos, hagámosla con amor y seamos agradecidos a Dios que nos da el hoy, sin preocuparnos con el día de mañana.

“No se preocupen pues, con el día de mañana, el mañana traerá sus propias preocupaciones. Para cada día basta su cuidado”

¡Jesús, en ti confío!

Lee más mensajes AQUI

40-luziaLuzía Santiago
Cofundadora de la Comunidad Canción Nueva

 

Deja un comentario