La alegría alarga la vida

La alegría del Señor es nuestra fuerza

Foto: Wesley Almeida/Canção Nova

Foto: Wesley Almeida/Canção Nova

“¡Alégrense siempre en el Señor! Repito, ¡Alégrense!” (Fil 4,4)La Sagrada Escritura nos habla claramente que necesitamos cultivar la alegría, porque “la alegría del corazón es la vida de la persona, tesoro inexorable de santidad, la alegría de la persona le prolonga la vida” (Ecl 30,23).

La tristeza no posee ninguna utilidad para nosotros, por lo tanto, no la debemos cultivar en nuestro corazón. Al contrario, cuando nos sintamos tristes, pidámosle a Jesús, inmediatamente, que expulse de nuestro corazón ese sentimiento. Que el servir al prójimo sea nuestro remedio en esa situación. “Sirve al Señor con alegría!” (Sal 100,2). “Jesús, danos hoy la gracia de vivir alegres siempre, porque es Tu alegría nuestra fuerza”.¡Jesús, yo confío en Ti!

¡Jesús, en Vos confío!

Lee más:
.:Cuando hacemos el bien, andamos con la cabeza erguida
.:La alegría del Señor es nuestra fuerza
.:Que Dios de la esperanza os llene de toda alegría

Conozca nuestra página de ‘Liturgia cotidiana’ => liturgia.cancaonova.com

Luzia Santiago
Cofundadora de la Comunidad Canção Nova

Deja un comentario