Recurramos a la Virgen María en nuestras necesidades

Cuando se acabó el vino, la madre de Jesús le dijo: “No tienen vino” (Jn 2,3)

En todas nuestras necesidades, necesitamos confiar que Dios es nuestro sustento y conduce nuestro camino. Para eso es necesario abandonarse en la providencia del Señor y reconocer que Él nos cuida en todo.

Hoy, recurramos al auxilio de la Virgen María en todas nuestras necesidades. Ella es la madre de la providencia e intercede por nosotros que somos sus hijos.

Recemos: Ven, María, llegó el momento. Ayúdanos ahora y en todo tormento. Madre de la providencia, danos auxilio en el sufrimiento de la Tierra y en el exilio. Muéstranos que eres Madre de amor y de bondad, ahora que es grande la necesidad. Amén

¡Jesus, en tí confío!

Lee más mensajes AQUI

40-luziaLuzía Santiago
Cofundadora de la Comunidad Canción Nueva

Deja un comentario