“Pues tu amor es mayor que los cielos”

Así es el amor de Dios para con nosotros, es aquel que ultrapasa todos los límites y fronteras para que se realice la voluntad de él en nuestra vida. Con eso, vale la pena toda entrega por amor a Dios, y no tornarse algo pobre a donación de nuestra vida, pues en nuestra entrega a Dios hay una nobleza que está en la elección y en la fidelidad a Él. 

Tener la conciencia de que el amor de Dios necesita ser anunciado para colocarnos al servicio del otro. Así, toda oferta, en todas las realidades, tienen significado de eternidad, algo que no se detiene solo al servicio, pero en la demostración del amor de Él por nosotros. 

Por eso, puedo decir que el amor de Dios es tan grande, que desea ser transmitido por mi testimonio de vida, por la lucha, por la santidad en cada momento de nuestro dia. 

Dios te bendiga
Vitor Hugo Ferreira

 

Lea más:

:Dios sabe del amor de nuestras actitudes

::El Reino de Dios ya está en el medio de ti

Deja un comentario