Someterse

Hoy, te invito a reflexionar sobre la sumisión, mirando para nuestro Señor JesuCristo, que sometió a la muerte para salvarnos, mismo sendo Dios. “Siendo de condición divina, no se prevalece de su igualdad con Dios, pero aniquilar a sí mismo, asumiendo su condición de esclavo y asemejándose a los hombres. Él, siendo exteriormente reconocido como hombre, se humilló aún más, tornándose obediente hasta la muerte y muerte de cruz” (Filipenses 2,6-8) 

Hoy, donde usted necesita “bajar las guardas”? Y, com humildad someterse. “No existe otro camino de obediência a no ser de la cruz”, disenos nuestro padre Fundador Monseñor Jonas Abib. Seguir a Cristo requiere lucha, sangre, sudor y lágrimas, para que despojarnos  y asemejarnos a Él. 

En la búsqueda por la santidad, preguntémonos a Dios la gracia de someternos a Él y a su voluntad, para que así, podremos caminar en su gracia y en su bendición”

“Si supiera calarse y sufrir, verá sin duda, la ayuda del Señor” (La humildad sumisión “Imitación de Cristo” – Tomás de Kempis) 

lea más:

:En Jesús encontramos la verdadera salvación y liberación

::¿Existe desilusión amorosa en un amor verdadero?

Saludos
Thuany Naiara Pinheiro da Silva

Deja un comentario