Somos llamados a la libertad

El mundo tiene su imagen, y su valor para nos comprar, somos objetos exhibidos en el estante, así que el mundo nos quiere, él ofrece el valor para seducirnos y dominar. Jesucristo nos llama a la libertad de vivir la alegría del encuentro con el Señor, un encuentro que el mundo no tiene capacidad de realizar, solamente Cristo, un encuentro tan íntimo y poderoso que es transformador y liberador, vamos ser nuevas criaturas.
Paz y misericordia, son regalos del Señor a todo aquel que lo busca. Él Señor vendra y habitará en el corazón de todo aquel que desea ser y vivir el Israel de Dios.

Saludos
Geraldo Garcia

Foto Pexels.com

Lea más:

::¿Cómo descubrir la voluntad de Dios para nuestra vida?

::¿Qué hacer cuando llega la aridez espiritual?

Deja un comentario