Una vida de fe 

La fe es más importante que el aire que respiramos, esto puede parecer absurdo, pero no lo  es. La fe es una gracia de Dios, que ha venido a lo largo de la historia como una señal en el camino de salvación para todos los que buscan la vida eterna ante el Rey de la Gloria

Cristo es el señal y la respuesta del Señor para todos los que buscan vivir en el camino de Salvación. Jesús siempre recordaba la importancia de la fe; y es por la fe en el Padre que Cristo venció la muerte y derramó sobre la humanidad. 

 ¡Los justos vivirán por fe, como nos enseña San Pablo!

Dios te bendiga,

Tu hermano
Geraldo Garcia

::El rescate de los hijos por la intercesión

Deja un comentario