¿Qué fue el sínodo de los Obispos con los jóvenes?

Profesor Felipe Aquino hace una reflexión sobre algunos puntos abordados durante el Sínodo

El Sínodo de los Obispos 2018, dedicado a los jóvenes, fue de 3 a 28 de octubre, y tuvo como temática central la juventud: “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”. Esta va ser la 15º Asemblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos. La última fue realizada en 2014.

El documento de trabajo que los obispos recibieran estaba dividido en tres partes: “Los jóvenes en el mundo de hoy”; “Fé, discernimiento, vocación” y “Acción pastoral”. Él fue dirigida al Sínodo de los Obispos, al Consejo de las Iglesias Orientales Católicas, a las Conferencias Episcopales, a la Cúria Romana y la Unión de los Superiores Generales. 14 grupos de trabajos preparan una síntesis para que todos pudieran profundizar y después dar su contribución en la plenaria.

Foto: Wesley Almeida/cancaonova.com

Así como ocurrió en el Sínodo de la Familia, fue propuesto un cuestionario para recoger informaciones sobre la realidad de la Juventud en cada parte del mundo. Incluso, hay preguntas específicas divididas por continente, para ayudar en este proceso de percepción. También fue prevista una consulta a los jóvenes por medio de una pagina web, con un cuestionario sobre sus expectativas y sus vidas. Las respuestas a los dos cuestionarios constituyeran a la base del Documento de Trabajo, el Instrumentum laboris, que fue el punto de referencia para la discusión de los Padres sinodales.

Muchas cuestiones fueron puestas para debates importantes y en todo que se refiere a los jóvenes, por ejemplo:

– La realidad juvenil en el mundo fue destaque en las actividades iniciales del Sínodo. Se deseo que el Sínodo trajera a los jóvenes para dentro y para cerca de sí y escuchara sus consejos.

– Como acompañar los jóvenes para que reconozcan y acojan el llamado al amor y a la vida en plenitud.

– La Iglesia quiere pedir la ayuda de los jóvenes para identificar la forma más eficaz de anunciar el Evangelio.

– Oyendo las aspiraciones de los jóvenes, podemos vislumbrar el mundo de mañana y los caminos que la Iglesia es llamada a recurrir.

– Meditar la llamada de Samuel, que es uno de estos jóvenes profetas que dijo: “He aquí, Señor, tu siervo escucha”. Los jóvenes son invitados a escuchar la voz de Cristo y responder como Samuel, y poner el proyecto de vida en las manos del Señor; camino correcto para la santificación.

– En ese proceso de escucha y respuesta es de suma importancia el acompañamiento del adulto. Porque se espera que el adulto sea más maduro en la fe y capaz de guiar los jóvenes a discernir el llamado de Dios. Tener la preocupación con el perfil, la fe y la cualidad de aquel se pone a acompañar el joven.

– Escuchar el joven, comprender la realidad y el sufrimiento de la juventud, en especial de los jóvenes migrantes y desempleados.

– Cuestiones importante como la castidad, jóvenes que viven en situación de riesgo, exclusión social, guerras, amenazados por la ideología de genero.

– Fue dicho que la Iglesia necesita trabajar más la doctrina social con los jóvenes.

– El deseo de ser feliz, la búsqueda de sentido para la vida y la lucha contra el mal.

– El Sínodo debatió sobre como desarrollar una pastoral juvenil en la Internet. La Iglesia quiere abrir nuevos caminos de evangelización entre los jóvenes y valerse de todo potencial de nuevas tecnologías de la internet. La pregunta que los padres sinodales responder es: ¿qué forma conseguir?

– Deseo de una Iglesia que viva la comunión de generaciones.

-Elegir siempre a partir de Jesucristo es camino seguro.

– Que la Iglesia sea instrumento para guiar ese camino de dialogo, conduciéndolos a una vida que ve con la mirada del propio Cristo.

– Son varias formas de acompañamientos: acompañamiento psicológico, acompañamiento matrimonial, acompañamiento profesional. Para los jóvenes cristianos el acompañamiento debe partir primero de un profundo dialogo con Cristo. Poner la confianza en el Señor, y pedir al Espíritu Santo que pueda guiar cada paso de tu vida.

– Los jóvenes piden la Iglesia que sea Ella un instrumento para ayudarlos a hacer ese camino. No es posible realizar un acompañamiento cristiano bueno sin la fe.

Lee más:
.:El llamado vocacional transciende las fronteras del país
.:La misericordia tiene siempre el rostro joven, dijo Papa a la juventud
.:La fuerza de la juventud

Entre muchas manifestaciones, podemos destacar algunas:

– Migración y persecuciones serán de los temas centrales del documento final del Sínodo.

– Los padres sinodales pidieron al Papa un Dicastperio para los jóvenes, parecido con el Dicasterio de la familia y la vida.

– Los jóvenes iraquianos enviaran conmovedoras mensaje al Papa por el Sínodo.

– El alcalde de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Cardenal Robert Sarah, señalo que “aguar” la doctrina moral católica, también en el campo de la sexualidad, no conseguirá atraer los jóvenes.

– Un cardenal africano afirmó que Europa se comporta como si no fuera cristiana.

– El Arzobispo de la Filadelfia (Estados Unidos), monseñor Charles Chaput, advirtió que “la palabra castidad casi no aparece” en el documento de trabajo del sínodo de los jóvenes que ocurre en el Vaticano.

– Los Padres sinodales enviarán una carta a los jóvenes de todo el mundo.

– El Arzobispo de Los Ángeles (estado Unidos), monseñor José Gomez, exhortó los Padres sinodales, reunidos en Roma, a “mostrar a los jóvenes como es la santidad”, viviendo ellos mismos el Evangelio que predican.

– El Arzobispo de Durban, en la Africa del Sul, Cardenal Wilfrid Fox Napier, dijo en el sábado que el trabajo del Sínodo de los Obispos debe llevar en consideración la situación de los jóvenes, especialmente escuchar las voces y necesidades de la Iglesia en África.

Estas son algunas de las más importantes intervenciones, sugestiones y propuestas que fueron presentadas y debatidas, y que deben seguramente estar presentes en el documento final del Sínodo aprobado por los Padres sinodales. Como siempre, este Sínodo fue riquísimo en estudiar, reflexionar y rezar sobre la actividad de los jóvenes en la Iglesia.

Profesor Felipe Aquino
Fuente: Canção Nova

Deja un comentario