Salud de la sociedad depende del bienestar de la familia, dijo el Papa

Francisco destacó la necesidad de resistir las practicas que favorecen la “arrogancia en los hombres”, que desprecian las mujeres o amenazan los nascituros

El Papa Francisco presidió su primera Santa Misa en territorio africano en este jueves, 26. A pesar de la lluvia, cerca de un millón de personas participaran de la Celebración en el Campus de la Universidad de Nairóbi, en Kenia.

Papa2

Foto: L’Osservatore Romano

Francisco reflexiono sobre la liturgia del día y señalo la profecia de Isaias (cf. Is 44,2), en el cual Dios dice que “Le pertenecemos”: “Así habla Yavé, el que te hizo, tu socorro, el que te formó desde el seno materno: No teman, hijos de Jacob, mi servidor, Israel a quien yo elegí”.

En este contexto, el Papa invitó los fieles mirar para las familias y tomar consciencia de su importancia en el plan de Dios. Él señalo que la sociedad Keniana ha sido “largamente bendecido” con una vida familiar solida, con el respeto por la sabiduría de los ancianos y el amor por los niños. “La salud de cualquier sociedad depende de la salud de las familias. Para nuestro propio bien y para bien de la sociedad, nuestra fe en la Palabra de Dios llamanos a sostener la misión de las familias en la sociedad, a dar la bienvenida a los niños como una bendición para nuestro mundo, y defender la dignidad de cada hombre y mujer, porque somo todos hermanos y hermana en la única familia humana”.

El Papa enfatiza la necesidad resistir las practicas que favorece la “arrogancia en los hombres”, que hacen heridas o desprecio a las mujeres o aún amenazan la vida de los inocentes nacidos. Francisco aseguró que los cristianos son llamados a respetar y fomentar unos a los otros y acercarse de todos los necesitados.

“Las familias cristianas tiene una misión especial: para irradiar el amor de Dios y difundir el agua viva del Espíritu. Eso es particularmente importante hoy, porque vemos al crecimiento de nuevos desiertos creados por una cultura de materialismo y indiferencia para con los otros”, dijo.

Llamamiento especial a los jóvenes

Dirigiéndose de forma especial a la juventud Keniana, el Pontífice pidió que los valores de la tradición africana, la sabiduría y la verdad de la Palabra de Dios y el idealismo generoso de los jóvenes los guíen en el compromiso de formar una sociedad cada vez más justa, inclusa y respetadora de la dignidad humana. “Teniendo siempre a pecho las necesidades de los pobres y rechazan todo aquello que eleva al prejuicio y la discriminación, porque estas cosas – como sabemos – no son de Dios”, exhorto.

Por fin, Francisco invitó los presentes a ser “discípulos misioneros, hombres y mujeres que irradian la verdad, la belleza y la fuerza del Evangelio que transforma la vida”.

El Papa concluyó la homilia con un saludo en Swahili: “¡Mungu awabariki! ¡Mungu abariki Kenya!”, que quiere decir: “¡Dios te bendiga! ¡Dios bendiga a Kenia!”.

Una curiosidad de esta Celebración Eucaristica fue Mitra utilizada por el Pontifice. Un presente del obispo de Maralal, Monseñor Virgilio Pante, la Mitra fue confecionada con lana de oveja, inspirada en la misa de Francisco de Jueves Santa, cuando el Papa dijo que el Pastor necesita tener el olor de las ovejas.

.:En Kenia, el papa Francisco anima trabajo por el bien común
.:Papa en Kenia: no utilizar el nombre de Dios para justificar violencia

Traducción: Thaís Rufino de Azevedo

Fuente: Papa Canção Nova

Deja un comentario