PHN: Confianza plena

15/07/2017

Dios te quiere a su lado

Padre Fabio Camargo / Foto: Jorge Ribeiro

Padre Fabio Camargos – Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva / Foto: Jorge Ribeiro

El Evangelio según San Mateo 14,22 dice que Jesús le obligó a sus discípulos a entrar en el barco y les pidió que se le adelantaran y fueran al otro lado. En aquel momento, cayó una tempestad y no era cualquier tempestad. Se desató un sismo en el mar de Galilea.

Lo que sucedió en el mar tenía poder de vida y de muerte, asó como pasó en el alto del calvario y en el jardín del sepulcro abierto.

Los discípulos eran hombres acostumbrados al mar, pero, en aquel día, lloraron de miedo. ¿Te sientes identificado con los discípulos de Jesús? Por más valientes que seamos en la vida, cuando tenemos miedo temblamos, ¡pero Dios encuentra una solución para todo!

Cuando entramos en el servicio a Dios, debemos preparar nuestra alma para la prueba, porque es en la humillación donde son probados los hijos de Dios. No te engañes pensando que Dios es un mozo para servirte, no te engañes pensando que Dios no es perfecto porque no hizo lo que querías.

La primera verdad de éste texto de San Mateo es la de preparar el alma para la prueba. Jesús sabía lo que le pasaba a los discípulos, pues, Él desde donde estaba podría haber extendido su mano y hacer que la tempestad se detuviera. ¡Pero Él tardó! Primero, bajó de la montaña, llegó a la playa y caminó sobre las aguas.

La segunda verdad es que Jesús es el Soberano de todo lo que nos aflige. Él camina tranquilamente sobre lo que nos da miedo.

¿Vas a vivir con miedo con un Dios grande, poderoso y fuerte?

La tercera verdad es que Jesús nos invita a caminar con él sobre las aguas. Cuando tienes fe para creer que tu miedo no es nada al lado de lo que Jesús tiene para darte, Él te invita a caminar sobre las aguas.

Fuiste creado para estar en la Iglesia, en el grupo de oración, incluso si eres indigno y no vales nada, Dios te quiere a su lado.

La cuarta verdad del Evangelio es que cuando caemos, Jesús nos levanta y nos restaura. Cuando comenzamos a ahogarnos, Jesús nos coloca nuevamente en el barco.

¿Qué decisión vas a tomar en éste PHN?

¡Fijemos nuestros ojos en Jesús, porque mirándolo lograremos restaurarnos!

Lee más:
.:PHN: ¡Ánimo para seguir el llamado de Dios!
.:PHN: No te acobardes
.:PHN: ¡Ven y sígueme!

Padre Fabio Camargos
Sacerdote de la Comunidad Canción Nueva
Predica del Campamento PHN 2017

Comentarios