Sanando la parálisis del alma

15/07/2017

Dios nos creó para ser felices

Quiero comenzar esta prédica diciendote que la voluntad de Dios en nuestra vida es igual a la felicidad. Hoy vamos a meditar el corazón del capítulo 10 del Evangelio de San Marcos. El pasaje del ciego Bartimeo. Por ser ciego, también era mendigo y dependia de los otros para todo. Al saber que Jesús iba a pasar por ahi, únicamente podria gritar: “Jesus, Hijo de David, ten piedad de mí”. Dos tipos de grupos estaban ahi: el primero le decia que se calle, pero el segundo le decia: ‘Coraje, levántate, Él te llama’.

Hoy Jesús te hace una pregunta: Qué quieres que haga por ti? Para que seamos sanados, necesitamos confiar que Jesus lo va a hacer. Bartimeo no tenía nombre, ya que ‘Bar’ quiere decir Hijo. Él solo era el Hijo de Timeo.

640x380---espanhol

Astromar Miranda / Foto : Wesley Almeida

Ahora te invito a que leas Juan 5, 1-9. ‘Después de esto, hubo una fiesta de los judios, y Jesús subió a Jersualén. Hay en Jerusalén, junto a la puerta de las Ovejas, una piscina  que se llama en hebreo Betesda, que tiene cinco pórticos.En ellos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos, paralíticos, esperando la agitación del agua.Porque el Angel del Señor bajaba de tiempo en tiempo a la piscina y agitaba el agua; y el primero que se metía después de la agitación del agua, quedaba curado de cualquier mal que tuviera. Había allí un hombre que llevaba treinta y ocho años enfermo. Jesús, viéndole tendido y sabiendo que llevaba ya mucho tiempo, le dice: «¿Quieres curarte?».Le respondió el enfermo: «Señor, no tengo a nadie que me meta en la piscina cuando se agita el agua; y mientras yo voy, otro baja antes que yo.» Jesús le dice: «Levántate, toma tu camilla y anda.» Y al instante el hombre quedó curado, tomó su camilla y se puso a andar”

Es importante destacar que ese hombre no es nombrado. Esto es para que tu y yo, nos encontremos en esa historia. Ese hombre eres tu, ese hombre soy yo.

Ese hombre esperaba solamente la via humana (pues necesitaba del auxilio de alguien para ser colocado en la piscina). Pero la principal via no es esa, sino la via Divina. Jesus preguntó también a ese hombre: ¿Quieres curarte?  La misma pregunta que le hizo al ciego Bartimeo. Y ¿Por qué Jesus hace esta pregunta? Jesús quiere provocarnos, que salgamos del comodismo y nos coloquemos de forma activa: Yo quiero ser curado.

Lee más:
.:PHN: ¡Ánimo para seguir el llamado de Dios!
.:PHN: No te acobardes
.:PHN: ¡Ven y sígueme!
.:PHN: Él te llama a ser pescadores de hombres

Astromar Miranda 
Membro do Movimento Mariana Braga e pregador
Predica del Campamento PHN 2017

Comentarios