Corazón del Guerrero, morada de las virtudes

“Si el mundo te odia, tengan en mente que antes odio a Mí” (Jn 15, 18)

Somos odiados por el mundo. Eso no es una palabra animadora, además necesitamos entender que estamos en guerra. Necesitamos saber que Dios esta con nosotros y Él desea que reconstruamos nuestra llamada, nuestra vida.

Sin embargo el mundo nos odia, necesitamos mirar nuestro alrededor y entender que no estamos solos.

En este día en que celebramos la memoria de San Benedicto, podemos percibir que el Señor tenía un propósito para la vida de este joven. Del mismo modo, el Padre tiene un designio para nosotros.

Necesitamos dejar de lado la timidez y “ostentar” la fe, es decir, dejarla visible, porque es nuestra alegría y herencia.

El mundo nos odia, porque somos opción de Cristo. Así como el mundo odia Je´sus, también somos odiados.

¡La santidad incomoda el mundo! – Padre Mario Sartori | Foto: Bruno Marques / cancionnueva.com.es

Somo elegidos de Dios

Las personas no sienten odio de nuestra persona, y sí de Cristo que habita en nosotros.

Cuanto más estamos repleto del Espíritu Santo, pero el Señor se manifestara en nuestra vida.

Si, por causa de Jesús, somos perseguidos, necesitamos quedar felices, porque es señal de que Él se hace presente en nosotros.

¿Sera que tenemos sueños sobre al Reino de Dios? ¡En nuestro corazón existe estos sueños!

La gran mayoría de nosotros ya fue en el camino del Reino del Señor. Y, para que no sea en vano toda esto camino, necesitamos tomar una actitud y, tal decisión, consiste en tomar prioridad Jesús en nuestra vida. Él no puede solo hacer parte.

Dios ama honrarnos y el diablo tiene placer en humillarnos.

¡La santidad incomoda el mundo!

Tenemos tres enemigos que necesitamos combatir, son ellos: el demonio, el mundo y la carne. Sin embargo, Dios nos dio tres virtudes: la fe, la esperanza y la caridad.

.:PHN: Joven, no tengas miedo de ser santo – En Vivo
.:Solo en Cristo encontramos la Verdad que libera

Estamos luchando contra el diablo que desea matar nuestra fe y esperanza por medio de la mentira.

Somos vaso de barro, pero llevamos un tesoro. Dios quiere escribir con nosotros una linda historia, sin embargo, desarrollamos las virtudes por la oración el por ayuno.

Padre Mario Sartori
Paroquia San Jose, Diocesis del Divino Espíritu Santo/Umuarama, Paraná
Predica durante el evento PHN 2019

Deja un comentario