Él no da la victoria

03/12/2017

Tu ya eres un victorioso en Jesucristo

En nombre del padre, del hijo y del Espíritu Santo, ¡Hosana! Me preguntaron, cuales los motivos yo tengo para celebrar el Hosana; respondí que el hecho de estar aquí hoy ya es un motivo de celebrar el Hosana.

¿Quien tuvo un año en la tranquilidad? ¿Quien tuvo un año más o menos dificil? ¿Quien tuvo un año dificil? Pero, tu estas aquí y ese es el motivo del Hosana. Las dificultades no fueron capaces de te derrotar, porque tu estas aquí.

Padre Anderson Marçal. Foto: Wesley Almeida/cancionnueva.com.es

Padre Anderson Marçal. Foto: Wesley Almeida/cancionnueva.com.es

¿Cuál es el mayor motivo para celebrar el Hosana? Yo estoy aquí y ese es el mayor motivo para celebrar. ¿Por que estoy diciendo eso? Ponga la mano en tu corazón y hable: “¡El Señor me va dar la victoria, con Él yo ya soy victorioso!” Yo no soy del equipo de los derrotados, yo soy del equipo de los vencedores.

¿Tu crees que Dios te va dar la victoria? Crees en eso es una profesión de fe. Hoy celebramos el primer Domingo del Adviento. Para la Iglesia ya es el Año Nuevo. Para la Iglesia ya es 2018. Porque, cuando comienza el Adviento también comienza la expectativa de la venida de Jesús. Todos nosotros somos participantes de la victoria de Dios.

Además, si esta es una verdad no podemos declarar y quedarnos con dudas. Si somos victoriosos, ¿por que ocurren tantas pérdidas en nuestras vidas? ¿Por que hay tantas lágrimas? ¿Por que parece que las cosas ni siempre funcionan en nuestras vidas?

Tu ya eres victorioso

El Señor ya te dio la victoria. Asuma un compromiso con Dios, que a partir de ese Hosana, vas a parar de llorar por los cantos diciendo que nadie te ama, que nadie te quiere. Entonces, para de llorar. Nosotros no somos derrotados, tu no eres derrotado entonces para de llorar.

“Acuérdense: dentro de poco, muy poquito tiempo, el que ha de venir llegará; no tardará. Mi justo, si cree, vivirá; pero si desconfía, ya no lo miraré con amor. Nosotros no somos de los que se retiran y se pierden, sino que somos hombres de fe que salvan sus almas” (Heb 10-37,39).

El demonio ya perdió, pero deja de poner la culpa en él. Atendendo las personas, algunas me dicen: “Padre todo esta equivocado en mi vida pero la culpa es del demonio. Padre mi familia esta destruida y es culpa del demonio”. Para de dar poder al demonio. ¿Ele actúa? Actúa. ¿Existe? Existe. Pero quien esta dentro de ti y quien tiene más fuerza que él es Dios.

¿Quiere proclamar la victoria de Dios en tu vida? Viva esta pasaje bíblica de Hebreos. Jesús nos dió la victoria cuando murió en la cruz por mí y por ti. Cuando Jesús llegar, Él va preguntar para mí y para ti: ¿Que has hecho con la victoria que te he dado? Y aquí entra una palabra, esperanza. Para aquellos que quieren caminar hacia la participación de Dios, la primera cosa que necesitan adquirir es la esperanza. ¿Qué es la esperanza cristiana? Es el alimento para nuestra alma.

En un Hosana como este, cada uno de nosotros necesita salir de este lugar lleno de esperanza. Pero una esperanza activa, esperanza porque yo espero en el Señor, yo no hago determinadas cosas porque yo espero en el Señor.

La esperanza alimenta mi alma para que yo diga no al pecado, no a la vida vieja, no a los vicios de la sexualidad; para que yo diga no a todas las ideologías y cosas malas por ahí. Para que yo hable no porque yo espero en el Señor. Mi esperanza es el Señor.

Lee más:
.:Necesitamos de nuestro pasaporte para entrar en el Cielo
.:Jesus quiere darte una vida nueva
.:Deja que Dios te reconcilie
.:Paseo de la barca durante el Hosana es un momento de fe y oración

Padre Anderson Marçal
Sacerdote de la Comunidad canción Nueva
Predica durante el Hosana 2017

Comentarios