Homilia Domingo de Carnaval

11/02/2018

El poder de la fe me salvó 

Durante los siete meses y veintidos dias sufrí depresión, nunca pensé en dejar el sacerdocio, pero perdí lo que era mas importante, perdí la dirección, porque mi oración cayó en la rutina, inclusive la Santa Misa. Todo lo que hacia, lo hacia viendo el reloj, esperando que la hora pase.

Lo que me salvó fue un ‘acuerdo’ que hice con Jesús, de pasar todos los dias una hora de adoración y vivir diariamente la oración del Rosario.

Padre Marcelo Rossi Foto: cancionnueva.com.es

Padre Marcelo Rossi
Foto: cancionnueva.com.es

Hago una comparación simple: cuando estaba con depresión yo comía muy mal, no porque no me alimentaba sino porque no masticaba bien, tragaba la comida, muchas veces pensamos que la oración es aburrido y repetitivo, como masticar un alimento, pero es necesario masticar porque este proceso es parte de una buena alimentación. La oración del Rosario tiene un poder que no nos imaginamos, por eso debemos rezarlo diariamente.

Me di cuenta de que el motivo de mi depresión era porque yo no estaba amandome, eso no es narcisismo, yo no me amaba como Dios me ama.
En la oración diaria, aun sin quererlo, el Amor fue apoderandose de mi y yo volvi a tener foco. Si hoy estoy aqui es porque amo a Jesús y ¡El me ama mucho!

Lea también:

.: La esperanza está basada en la certeza
.: Tribulación, tiempo para madurar y crecer en la fe 

Padre Marcelo Rossi
Homilia durante el retiro espiritual – Carnaval 2018

Comentarios

Necesita estar registrado para enviar comentarios.