Joven, no tenga miedo de ser santo

Hoy, el mundo quiere acabar con la pureza

El tema de este evento es muy claro, pero no es obvio. Aún que la invitación que hacemos ser claro, él dejó de ser obvio por la situación de la sociedad.

¡Joven, no tenga miedo de ser santo! Esta invitación es por supuesto, mas también necesita de explicación, porque muchas veces, quedamos conectados a la imagen del santo de altar. aquellos santos representados en las estatuas que, por veces, son de la Edad Media, entonces, parece que estamos muy lejos de aquella realidad.

Tenemos de perder el miedo seleccionado, elegidos y trabajar duro en el proceso de santidad

Por eso, podemos asociar la ideia de sernos santos con aquella imagen en el altar y pensarnos que eso no es para nosotros, uqe nuestra vida es muy comun, muy previsible. Así, corremos el riesgo de no entender la finalidad de este tema, porque él no es una invitación para ángeles, y sí para que, nosotros, al escuchar, no tengamos miedo de ser una persona elegida, separada y seleccionada, que es el significado de ser santo.

Entonces, si entendemos que el proceso de nuestra vida va ser una constante selección, un constante proceso de elección y separación, si entendemos que en todo aquello que hacemos, pasamos por este proceso, de esta forma, estaremos vivinedo el proceso de santidad.

Cuando es hecho la invitación para que no tengamos miedo de sernos santos, estamos siendo llamados a no tener miedo de sernos elegidos, de ser seleccionado y ser separado.

“Cuando somos llamados a sernos santos, estamos siendo llamados a sernos protagonistas” – Dunga | Foto: Andréia Britta/cancionnueva.com.es

La vida es un proceso de santidad

Entendido eso podemos percibir varias situaciones de nuestra vida que somos obligados a vivir ese proceso. Como por ejemplo, cuando se hace un vestibular para una graduación y existen más candidatos que vagas. En esta situación, somos llamados a hacer más esfuerzo, para sernos seleccionados, porque, si no hacemos eso, no conseguiremos la una vaga.

Entonces, cuando somos llamados a sernos santos, estamos siendo llamados a sernos protagonistas, de ser aquel que hace algo a más para merecernos lo que elegimos. No podemos tener miedo de sernos elegidos, porque si quedamos amedrentado con la realidad, nada seremos. Muchos son llamados, pero poco son los elegidos.

Para vivir ese proceso sin miedo, San Pablo viene hablarnos sobre tres áreas de nuestra vida: la pureza, la caridad y el trabajo. Son estas 3 dimensiones que necesitamos entender.

“Por lo demás, hermanos, los rogamos y les exhortamos en el Señor Jesús, que vivan conforme a lo que han aprendido de nosotros sobre la manera de comportarse para agradar a Dios. De hecho, ustedes ya viven así: hagan mayores progresos todavía. Ya conocen las instrucciones que les he dado en nombre del Señor Jesús. La voluntad de Dios es que sean santos, que se abstengan del pecado carnal, que cada uno sepa usar de su cuerpo con santidad y respeto, sin dejarse llevar de la pasión desenfrenada, como hacen los paganos que no conocen a Dios. Que nadie se atreva a perjudicar ni a dañar en esto a su hermano, porque el Señor hará justicia por todas estas cosas, como ya se lo hemos dicho y atestiguado. Dios, en efecto, no nos llamó a la impureza, sino a la santidad. Por eso, el que desprecia estas normas, no desprecia a un hombre, sino a Dios, a ese Dios que les ha dado su Espíritu Santo. Acerca del amor fraterno, no es necesario que les escriba, porque Dios mismo les ha enseñado a amarse los unos a los otros, y así lo están haciendo con todos los hermanos de Macedonia. Pero yo los exhorto, hermanos, a hacer mayores progresos todavía. Que sea cuestión de honor para ustedes vivir en paz, cumpliendo cada uno sus obligaciones y trabajando con sus manos, de acuerdo con mis directivas. Así llevarán una vida digna a la vista de los paganos y no les faltará nada” (Primera Carta a los Tesalonicenses 4, 1-12).

Tesalonicenses es el escrito más antiguo del Nuevo Testamento. Tessalonica fue una ciudad fundada 805 años antes de Cristo. Esta ciduad era mucho organizada y visitada por todos los paises vecinos; era una ciudad muy importante. Y, en el primer escrito aquella comunidad, Pablo foca en la pureza, en el amor entre los hermanos y en el trabajo. Son las 3 cosas que hacen de nosotros santos.

Hoy, el mundo quiere acabar con la pureza, quiere que nos convertirnos promiscuos, haciendo con que nosotros dejamos los demás hacer lo que quisieron con nuestro cuerpo. Nosotros necesitamos tener la coraje de romper con las cosas que están quitando nuestra pureza. Necesitamos tener la decisión de cambiar y crear en náusea del pecado.

.:PHN: Joven, no tengas miedo de ser santo – En Vivo
.:Solo en Cristo encontramos la Verdad que libera
.:Corazón del Guerrero, morada de las virtudes
.:Santidad: un verdadero desafió
.:Joven, ten una sana y profética de ti
.:Camino PHN: la ruta comienza dentro de sí
.:Dios forma tus guerreros en las batallas de la vida

Dunga
Cantor Católico
Predica durante el evento PHN 2019

Deja un comentario