Permanecer firmes en la verdad

Permanecer en la Verdad, por lo tanto, es permanecer en Jesucristo

¿Tu sabes cual era la pasaje bíblica que nuestro amado y nostálgico San Juan Pablo II más le gustaba? La pasaje biblica era esa: “conocerán la verdad y la verdad los hará libres” (Jn 8,32).

La Palabra de Dios trae muchas pasajes sobre la Verdad: Voy decir en esta predicas sólo algunas.

Jesús dijo: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre, sino por mí” (Jn 14, 6) y el apóstol Juan dijo en una de sus cartas: “Nada me causa mayor alegría que el saber que mis hijos viven en la verdad” (3Jn 1, 4).

(Padre Duarte Lara) – Foto: Bruno Marques/cancionnueva.com.es

Permanecer en la Verdad, por lo tanto, es permanecer en Jesucristo. El apóstol Pablo va decir que “llegará el tiempo en que los hombres no soportarán más la sana doctrina” (2 Tim 4,3). Para mi, este tiempo ya llegó: el tiempo de la apostasia, el tiempoo en que hay mucha confusión en la Iglesia y que, desgraciadamente, personas han enseñado que es contrario de lo que Jesús dijo.

Y el Catecismo de la Iglesia Católica, en el número 150, enseña el siguiente: Antes de má, la fe es una adhesión personas del hombre a Dios. Al mismo tiempo, y inseparablemente, es el asentimiento libre a toda la verdad revelada por Dios. Mientras adhesión a Dios y asentimiento a la verdad por Él revelada, la fe cristiana difiere de la fe en una persona humana. Y justo y bueno confiar totalmente en Dios y creer absolutamente en Dios y creer absolutamente en lo que Él dice. Es en vano y falso tener semejanza fe en una criatura.

Hay personas que se dicen católicas y afirman el siguiente: “Soy contra matar una persona, pero soy a favor del divorcio, del aborto…” Tú acabas de actuar como alguien que no tiene fe, pues no cree en lo que Dios reveló como verdad, pero sí en aquello que piensas. ¡A Dios no se engaña! Y Dios también no engaña a nadie! Él es la Verdad, y no tiene como alguien permanecer en Dios, si no conocer lo que Él enseñó.

Yo acostumbro decir que todo católico, para permanecer fiel en la Verdad, necesita tener estos dos libros cerca de la cama: la Biblia y el Catecismo de la Iglesia Catolica. Al leer las Sagradas Escrituras y el Catecismo de la Iglesia, el católico se profunda en el conocimiento de su fa en Jesucristo.

Mira, nosotros tenemos verdades para defender y errores para combatir. Voy recordar diez verdades que Dios nos reveló, y que hoy son muy contestadas, y diez errores que, desgraciadamente, se convirtió frecuentes y que está desviando muchas personas de la verdadera fe.

Diez verdades para defender

La primera verdad a defender es esta: Jesús de Nazaret es verdadero Dios y verdadero hombre. ¡Mi hermano, Jesús es Dios! Él se hizo hombre como nosotros, semejante a nosotros, excepto en el pecado. Y este es una verdad fundamental.

La segunda verdad a defender es esta: Jesús de Nazaret es el único salvador del mundo. No existe otro camino para la salvación fuera de Jesús. Nadie llega al Cielo sino por Él.

La tercera verdad es esta: En la hostia consagrada está Jesús vivo, resucitado. Hubo un estudio en los EUA en el cual mostró que 70% de los católicos no creen más en la presencia real de Jesús en la Eucaristía. Para muchos, la Eucaristía es sólo un símbolo. Pero en la Eucaristía Jesús está verdaderamente presente.

La cuarta verdad es esta: María es la Madre de Dios y nuestra Madre. Y esta es una voluntad expresa por el propio Jesús en la Cruz. ¡Por lo tanto, mi hermano, tu no es era huérfano! ¡María es su Madre! Tome posse de esta gracia.

Quinta verdad: Dios creó todo lo que existe y no se confunde con Su creación. Dios es Transcendente, es decir, Él está además de Su creación. Esta verdad es importante, pues existen personas por ahí que confunden la obra de Dios con el propio Creador, “divinizan” la naturaleza y hablando cosas como “madre Tierra”, el “Hermano Sol” y eso acaba siendo muy peligroso.

Sexta verdad: La Iglesia fundada por Jesús de Nazaret subsiste plenamente en la Iglesia Catolica. desgraciadamente, veo algunos católicos que quedan revoltado contra la Iglesia y acaban se alejando de ella. Pero apartarse de la Iglesia Catolica solo va dejar la persona siempre peor.

Septima verdad: el infierno existe y es eterno. Hay gente que cree que el infierno no existe. Y Jesús habla más de veinte veces sobre el infierno en el Nuevo Testamento. Cuando alguien afirma que el infierno no existe, sólo revela su propia ignorancia de las Sagradas Escrituras.

Octava verdad: el demonio existe y no intenta al pecado. Existen personas que consideran el demonio una metáfora, una imagen de estilo. ¡Y eso es una mentira! El demonio existe sí, y el propio Dios puso un Ángel de la Guarda a nuestro lado para defendernos de los ataques del demonio.

Nona verdad: ¡Quien muere en pecado mortal sin arrepentirse, se condena para siempre al infierno. Eso es cosa muy seria! Por eso que es necesario vivir siempre en la gracia de Dios. Bo juegues con su salvación.

Décima verdad: El perdón de los pecados graves, cometidos después del Bautismo, pasa siempre por el Sacramento de la confesión, es decir, si t has cometido un pecado grave, tu necesita confesarse para recibir la absolución de este pecado. Hoy, existe un verdadero abuso de llamada “absolución colectiva”, que es prescrita por la Iglesia, además, para situaciones excepcionales. Tu necesita abusar del sacerdote y confesarse de forma individual.

Lee más:
.: La oración es la verdad que nos liberta
.:La penitencia nos fortalece para seguir al Señor

Diez errores para combatir

Ahora, yo apresento diez errores para combatir

1º) Todas las religiones son iguales.

2º) No existe LA VERDAD. Todo es opiniones.

3º) La fe es sólo un sentimiento.

4º) Alguien dice: “Padre, yo me confieso directamente con Dios, sin buscar los padres, pues ellos también son hombres pecadores”.

5º) Decir: “Padre, yo fui comulgar porque sentí que debía comulgar, pero yo sabía que no me había confesado”.

6º) Los divorciados que se casaron nuevamente, y por lo tanto viven en adulterio, ya pueden comulgar.

7º) El pecado es inevitable.

8º) La tendencia homosexual viene de nascencia.

9º) La identidad sexual es una mera construción social.

10º) Decir: “Yendo a hechicero o curandero yo no perjurdico a nadie”

Con estos errores ofendemos a Dios y dañamos a nosotros mismos, necesitamos combatir estas mentiras.

Padre Duarte Lara
Sacerdote de la Diocesis de Lamego, Lisboa Portugal
Predica durante el campamento ‘Cura y Liberación’

Deja un comentario