Pongámonos la armadura para combatir por la santidad

Nuestra batalla es espiritual y necesitamos vivir llevando la Palabra de Dios

Nosotros debemos abrirnos al querer del Señor para pedir lo que Él quiere. Pablo apóstol fue una persona que vivió exactamente eso. Todo este campamento PHN es permeado por la Palabra de Pablo, en Efesios 6: la armadura del cristiano, el combate espiritual.

Pablo vivió la experiencia profunda del encuentro con Dios. Él estaba preso cuando escribió Efesios, entonces, habló sobre las luchas y los combates. Pablo hablaba sobre el día para transmitir la Palabra de Dios y, probablemente, delante de su celda debería haber un soldado, entonces, mirando aquel soldado, para aquellas vestes, él hace el comparativo de la armadura del soldado romano con el espiritual, con el cambio de vida, lo que es necesario para combatir.

“Nuestra batalla es espiritual y necesitamos vivir llevando la Palabra de Dios” | Foto: Andréia Britta/cancionnueva.com,es

En la batalla que vivimos por la santidad, necesitamos estar vestidos con la armadura completa

Mirando aquella armadura, Pablo nos dice que es necesario vestirse de la armadura de Dios, que de nada vale solo poner las sandalias, coger el escudo o la coraza, él nos dice que es para usar toda la armadura, porque, solo de esta forma conseguiremos vivir el buen combate. Esta carta de Paula habla para Efeso, pero también, para toda la Iglesia, para todos nosotros.

En Efeso existe una realidad de idolatría en que existía un gran templo a deusa Diana, y las sacerdotisas se prostituían. Y entes realidad, Pablo comenzó a predicar sin miedo a la Palabra de Dios, yendo de encuentro con aquella situación. Entonces, allá, muchos aceptaran a Dios y comenzaron a confesar sus pecados, así, Pablo y aquellos nuevos cristianos comenzaron a ser perseguidos.

Aquella realidad de pecado tenía dinero para las de la época, entonces, la conversión de aquellas personas iba traer perjuicios para los poderosos. ¿Esto es diferente de lo que vivimos hoy? Nosotros tenemos en un tiempo donde somos comercializados todo el tiempo, comercializando bienes, mentira y destrucción.

Nosotros necesitamos tener coraje de romper con el mal, del mismo modo que hizo aquella comunidad. Y eso que este acampamento quiere decir para nosotros, porque no tenemos como escuchar todo eso y continuamos en la misma vida. Donde tiene un joven que lucha por la santidad, el mal de dispa.

Mismo después del inicio de la conversión, aquel pueblo tenía tendencias a la idolatría y, mismo de la prisión, Pablo escribió a él. Em Efésios 1, 1:

“Pablo, Apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, saluda a los santos que creen en Cristo Jesús”

Cuando Pablo dijo aquella comunidad “a los santos”, él asegura la identidad de la Iglesia del pueblo de Dios. La santidad es la vocación de todas. Entonces, cuando no la vivimos, engañamos nuestra vocación. Ser santo es ser elegido, separado, pero más profundo aún, es aquel que tiene los pensamientos y los sentimientos de Jesús.

Ser Santo es ser como Cristo, es imitar a Jesús. Y es un desafio enorme, porque estamos en la sociedad y no hacemos lo que nos manda, porque va contrario a las actitudes del Señor.

Imitar Jesús es vivir como Él. Jesús era pobre y eso no quiere decir solo no tener bienes materiales, y sí que Cristo no tenía apegos. Seguir a Cristo es vivir de la Divina Providencia, ser obediente, seguir a Dios, haciendo la voluntad de Él. Ser santo es salir de sí e ir al encuentro del otro que sufre, Así, Pablo nos pide y sigue diciendo que Él nos eligió, entonces, no dejamos el pecado llevarnos.

.:PHN: Joven, no tengas miedo de ser santo – En Vivo
.:Solo en Cristo encontramos la Verdad que libera
.:Corazón del Guerrero, morada de las virtudes
.:Santidad: un verdadero desafió
.:Joven, ten una sana y profética de ti
.:Camino PHN: la ruta comienza dentro de sí
.:Dios forma tus guerreros en las batallas de la vida
.:Joven, no tenga miedo de ser santo

Efesios 6, 10-13:

“Por lo demás, fortalézcanse en el Señor con la fuerza de su poder.Revístanse con la armadura de Dios, para que puedan resistir las insidias del demonio. Porque nuestra lucha no es contra enemigos de carne y sangre, sino contra los Principados y Potestades, contra los Soberanos de este mundo de tinieblas, contra los espíritus del mal que habitan en el espacio. Por lo tanto, tomen la armadura de Dios, para que puedan resistir en el día malo y mantenerse firmes después de haber superado todos los obstáculos”

Nuestra batalla es espiritual y necesitamos vivir llevando la Palabra de Dios para que no nos dejemos vencer por el enemigo. Tenemos que quedar de pie y sernos corajoso, porque la lucha no es facil.

De esta forma, necesitamos estar por entero revestido por la armadura, así no estaremos vulnerables en ningun lugar, entonces, satanas no podrá robar de Dios la Salvación. El capacete de la aramadura nos proteje de las tentaciones que quieren apartarnos de Dios, las tentaciones que entran por las redes sociales, por las malas compañias; él nos protege u necesitamos estar siempre con él

Cristiane Henrique Silva
Misionera de la Comunidad Canción Nueva
Predica durante el evento PHN 2019

Deja un comentario