Una canción inspirada por el Espíritu Santo

12/03/2017

Dios nos ama con un amor apasionado

Ese es el motivo de cantar. Hay una razón por la cual cantar y tocar, hay una razón por la cual vivir. El Dios enamorado tiene sus ojos fijos sobre nosotros. Y aunque no creyamos en nosotros mismos, El confia en nosotros.

Dios dice para El mismo, pensando en ti, ‘se va a recuperar’. Tal vez las personas que están a tu alrededor, tus amigos, tu familia, te dirán: no tiene solución. Pero el Señor deposita su confianza en nosotros, aún sabiendo que eres capaz de equivocarte, El te ve con esperanza.

Por eso, acabando este retiro, esta  reflexión, te digo: la mirada enamorada del Señor está sobre ti. Si te caiste, ya es hora de levantarse. La mirada de Jesus está sobre ti, como estaba sobre Simon, te mira y te ama. El Señor no se cansa de ti.  El Señor tiene un plan para nosotros, que aún se va a cumplir.

640x380 - Eugenio

La música fue un vehículo que trajo Jesús a mi corazón

En el año 1982, después de tres años de mi primer encuentro con Jesús, estaba sirviendo en el cuartel de la aeronáutica, el Espíritu Santo susurró en mi corazón: “canta”. Yo dije: que cosa?, él dijo: ‘escribe’, yo dije : cómo?. Pero como no escuché respuesta, me dije a mi mismo: es mejor obedecer.

Entonces, en el cuaderno que tenia en el cuartel comencé a anotar los nombres de las personas que entraban y así compuse la primera canción de mi vida: “eres precioso para mi”.

Acompañanos:
.:Twitter: @cancionnueva
.:facebook: @CNespanol

Ahi se abria una puerta que jamás imaginé que seria posible para mi. Yo era un joven iniciante, con dieciseis años, joven en la fe, que compuso la melodia y la letra. ¿Qué era todo eso? ¿quien era? No tenia duda de que fue el Espíritu Santo quien hizo todo en mí. Y no soy capaz de hacer nada, si no por la obra del Espíritu Santo.

Bendito sea tu ministerio y tu profesión. El mundo será impactado con la profecia que Dios te confió, que resuena en tus canciones y acordes, no cambies eso por nada menos. Hay cosas que tal vez fuiste agregando a tu ministerio y no era necesario, lo unico que es necesario es ser lo que Dios quiere y querer lo que somos.

Nuestro ministerio es hecho de dos cosas: desapego y humildad. Mientras uno tiene el derecho, el otro tiene la unción, es necesario reconocer cuando es el momento del otro. Cantar para Dios es facil, pero cantar lo que Dios quiere, permitirle cantar en nosotros, es un desafio! Si te sientes debil y aun no puedes cantar lo que vives, intenta cantar lo que aspiras vivir… la  eficacia no depende de ti, es del Señor! Si te dedicas, Dios operará la obra.

Eugênio Jorge
Predica durante el “Campamento para Músicos” – 2017

Comentarios