7º día de la Novena de San Juan Bosco

Don Bosco y los misioneros

Oración a Don Bosco

San Juan Bosco, Padre y Maestro de la Juventud, dócil a los dones del Espíritu y abierto a las realidades de su tiempo, fuiste para los jóvenes, especialmente humildes y pobres, una señal de amor y de predilección de Dios.

Si nuestro guía en el camino de amistad con el Señor Jesús, para podernos percibir en Él y en su Evangelio el sentido de nuestra vida y la fuente de la verdadera felicidad.

Ayudanos corresponder con generosidad a la vocación que recibimos de Dios, para sernos, en la vida cotidiana, constructores de comunión, y, en comunión con la Iglesia entera, colaborar con entusiasmo en la edificación de la civilización del amor.

Danos la gracia de la perseverancia en la vivencia de la vida cristiana en grado elevado, según el espíritu de las bienaventuranzas; y haz con que, guiados por María Auxiliadora, podamos encontrarnos, un día , contigo en la gran familia del cielo. Amén.

Para que puedas rezar y comprender el vídeo necesitas ‘acionar el subtitulo en español’:

Meditación

El deseo de mandar los salesianos para las misiones fue siempre fuerte en Don Bosco. Un sueño hace con que él decida comenzar las misiones en Patagonia, en la Argentina meridional. En 11 de noviembre de 1875, en santuario de María Auxiliadora, Don Bosco bendice, finalmente, la primera expedición misionera. Abraza los primeros 10 misioneros salesianos que parten para Argentina. A los misioneros que fueron, Don Bosco recomendó, de forma particular, los inmigrantes italianos, que eran numerosos en la América: “Busquen estos nuestros hermanos, que la miseria y desventura los llevo para tierras extranjeras”.

Delante de la expedición estaba Don Cagliero, uno de los primeros chicos del Oratorio. Se convertirá obispo y cardinal y difundirá las misiones salesianas en toda la América del Sul. Don Bosco ve, en sueños misteriosos, el glorioso futuro de las misiones salesianas. Soñó Santiago, Valparaíso, Pequim, Hong Kong, Calcutá, Madagascar. “Nos quieren misioneros. El Señor nos concederá dos buenas vocaciones en cada misionero que parte para las misiones”.

Rece: Padre Nuestro. Ave María.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre. Amén.

Oración del día

Oh Don Bosco Santo, vos que amaste, con amor inefable, a todas las almas, y que para salvarlas enviaste a tus Hijos hasta los últimos confines de la tierra; haced que, también, nosotros, pensemos continuamente en la salvación de nuestras almas y cooperamos con todos los medio posibles para salvar muchos de nuestros pobres hermanos.

Fuente: Canção Nova

Deja un comentario