Novena a Nuestra Señora de Lourdes – 5º día

Reza con nosotros el quinto día de la novena a Nuestra Señora de Lourdes

Comienza la novena a Nuestra Señora de Lourdes, todos los días, haciendo la señal de la cruz: “En nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.

Para que puedas reflexionar y comprender el vídeo necesitas ‘accionar el subtitulo en español’:

Oración inicial para todos los días

Señor mi Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Creador y Redentor mío, por ser Tu quien eres, y porque te amo sobre todas las cosas, a mí me pesa de todo corazón haberte ofendido y propongo firmemente no pecar nunca más, confesarme y cumplir la penitencia que me fue impuesta y apartarme de todas las ocasiones de ofenderte.

Te ofrezco mi vida, mis obras y mis trabajos en satisfacción de todos mis pecados; Y confío en vuestra bondad y misericordia infinita para que me perdones por los méritos de Vuestra preciosísima Sangre, Pasión y Muerte, y me darás la gracia para enmendarme y para perseverar en Vuestro Santo servicio hasta el fin de mi vida. Amen.

Oración final para todos los días

Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desprecies las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien, líbranos siempre de todos los peligros, OH Virgen gloriosa y bendita.

V. Ruega por nosotros Oh! Virgen de Lourdes!

R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

Quinto Día

¡Oh Virgen de Lourdes y reina de los ángeles en cuyos ojos brilla la fe que abrasa vuestro Espíritu!

Enséñame a creer pero a creer trabajando porque una fe sin obras está muerta, porque los que están llenos de pecados que no son según la creencia católica, están en los calabozos del infierno.

Ayúdame a creer en la palabra divina y a trabajar como Dios y la Iglesia me mandan creer y trabajar pues la fe es luz y tiene que iluminar mi alma y a conducir por la senda de la eterna bien aventuranza. Amén.

-Tres Ave Marías y un Gloria

-Pedir la gracia deseada obtener con esta novena

Oración

¡Oh Dios eterno y compasivo! Concédenos la gracia de vivir santa y cristianamente venerando a la Virgen Santísima de Lourdes para que seamos dignos de su intercesión en la vida y en la hora de la muerte. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

.: Rezar la oración final para todos los días

Deja un comentario