Novena de la Misericordia – 6º día

Rece, con Gabrielle Sanchotene, el segundo día de la Novena de la Misericordia

Para que puedas reflexionar y comprender el vídeo necesitas ‘accionar el subtitulo en español’:

Sexto día:

Hoy traeme las almas mansas, así como las almas de los niños, y sumergí en mi Misericordia. Estas almas son las mas semejantes a mi Corazón. Ellas me confortaron en la amarga Pasión de mi agonía. Yo las vi cuales ángeles terrestres que en el futuro van velar junto a mis altares. Sobre ellas, derramo, torrentes de gracias. Solo la alma humilde es capaz de aceptar mi gracia; las almas humildes favorezco con mi confianza. Misericordiosamente Jesús, que dijiste: “Aprender de Mí que soy manso y humilde de corazón”, acepta en la mansedumbre de Vuestro compasivo Corazón las almas mansas y humildes y las almas de los niños. Estas encantan el Cielo todo y son especial predilección del Padre Celestial, son como un ramillete delante del trono de Dios, con cuyo perfume el propio Dios se deleita. Estas almas tiene la mansedumbre permanente en el Corazón compasivo de Jesús y cantan, sin cesar, un himno de amor y misericordia por los siglos. Eterno Padre, mira con Misericordia para las almas mansas y humildes y para las almas de los niños, que están encerradas en la mansedumbre compasiva de Corazón de Jesús. Estas almas son las más semejantes a vuestro Hijo; el perfume de estas almas se eleva de la Tierra y alcanza vuestro trono. Padre de Misericordia y de toda bondad, suplico a Vos por el amor y predilección que tiendes para con estas almas, bendecí todo el mundo, para que todas canten juntamente la gloria a Vuestra Misericordia por toda la eternidad. Amén.

Conozca nuestra página de ‘Liturgia cotidiana’:
.:liturgia.cancaonova.com

Lee más y reflexiona:
.:Coronilla de la Divina Misericordia
.:Oración en tiempos de coronavirus
.:Estar delante de la Cruz hace toda diferencia
.:¿Existe la oración correcta y una que sea errada?

Deja un comentario