Se Humilló, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de Cruz

En los días actuales, tenemos mucha información y poca formación; y con mucha información, podemos distraernos y correr el riesgo de no entrar en el misterio que celebramos hoy.

¡Jesús se humilló, haciendose obediente hasta la muerte y muertes de Cruz!

Diácono Nelsinho Corrêa. Foto: Jorge Ribeiro/cancionnueva.com.es

¿Que más el Señor podría hacer por nosotros después de todo eso? En el dicionario, humillar significa rebajarse, hacer alguién pasar verguenza, tratar alguien con desprecio, arrogante, comportamiento lejos, indiferente.

¡Cuanta cosa el Señor pasó en la Cruz! ¡Mucha humillación para Aquel que predicó la pureza! Desnudo y desconfigurado por tanto recibir golpe, esta era imagen de Jesús.

La muerte de cruz es, comprobadamente, la más dolorosa inventada hasta hoy. La crucifixión era restrita a los peores criminosos, ella era lenta agonizante, y todo eso era planeado para ocurrir.

El peso de Jesús estaba todo en Sus pies, y alguno minutos después de ser puesto en la cruz, sus hombros y los oso del tórax estaban todos dislocados, forzando su cuerpo para respirar, y ese cuerpo todo estaba preso en los clavos.

Viernes Santa, es eso que estamos celebrando hoy; y toda esta humillación vemos en los días actuales, todo el desprecio e indiferencia con que tratamos Jesús. La Semana Santa cayó en desden en la sociedad. Aún con todo lo que Jesús pasó, toda Su angustia y dolor, continuamos despreciando lo que ocurrio con Él.

Se humilló tanto por nosotros, se humillo hasta la muerte cuando podría haber bajado de la Cruz y se salvo. Y aún así continuamos siendo arrogantes, despreciando lo que esta Semana Santa representa.

.:El sentido de la Pasión de Cristo y el misterio de la cruz

Recordemos de ser gratos al Sacrificio de Jesús

¿Incluso cuando vamos olvidarnos de ser gratos a Jesús por haber pasado lo que pasó por nosotros? Nuestra sociedad nos muestra esa falta de gratitud hasta con los propios padres, que envejecen y los hijos los tratan con descaso como si fuera descartable. La vida pasa muy rapida para no ser gratos por las personas en nuestra vida, y aún más para no ser gratos a Dios.

Jesús se muestra en Su humillación en aquellos que más necesitan de nosotros: en los niños que pasan hambre, en las personas pasando frio y otros queriendo solo ser visitadas, pero nosotros no sentimos compasión por ellas.

Hagamos nuestra parte para no ser indiferente al sufrimiento del otro, que representa el sufrimiento de Jesús. Seamos gratos a Dios por haber dado a nosotros la salvación, y vamos al encuentro de aquellos que más sufren para amar verdaderamente.

Diácono Nelsinho Corrêa
Cantos y Misionero de la Comunidad Canción Nueva
Predica durante “Campamento de Semana Santa” – 2019

Deja un comentario