Papa indica el camino de la humildad para alcanzar la salvación

Camino de hulmildad para alcanzar la salvación-Papa

Lo que nos salva no es nuestra seguridad por observar los mandamientos, sino la humildad de tener siempre la necesidad de ser curados por Dios. Esta fue en síntesis, la reflexión del Papa Francisco en la Misa presidida este lunes 24 en la Casa Santa Marta.

“Ningún profeta es bien recibido en su propia tierra”. La homilía del Papa partió de estas palabras que Jesús dirigió a sus compatriotas (Evangelio del día), los que vivían en Nazaret, junto a los cuales no podía realizar milagros, porque no tenían fe.

Francisco citó dos episodios recordados por Jesús: el milagro de la cura de la lepra de Naamán, el siriom, y el encuentro del profeta Elias con la viuda de Sarepta. Francisco explicó que en aquel tiempo los leprosos y las viudas eran marginalizados pero esos dos, acogiendo a los profetas fueron salvados. Al revés, los moradores de Nazaret no aceptaban a Jesús porque estaban tan seguros en su propia fe y en la observancia de los mandamientos que no tenían otra necesidad de salvación.

Según el papa, se trata del “drama de la observancia de los mandamientos”, lo que sucede sin fe. Es una actitud de pensar que es posible salvarse a sí mismo, yendo a la sinagoga y obedeciendo los mandamientos, pero Francisco recordó la necesidad de la humildad.

“Jesus nos dice: Si no te marginas, si no te sientes al margen, no tendrás salvación.” Esta es la humildad, el camino de la humildad: Sentirse tan marginalizado al punto de necesitar de la salvación del Señor. Solamente El nos puede salvar, no nuestra observancia de los preceptos. Pero eso no les gustó, se molestaron y quisieron matarlo.”

Esa misma irritación fue la que alcanzó inicialmente a Naamán, recordó el Papa, porque le pareció ridículo y humillante la invitación de bañarse siete veces en el río Jordán para ser curado de la lepra.Dios le pidió un gesto de humildad y cuando lo aceptó fue curado. “este es el mensaje de hoy, tercera semana de cuaresma: si queremos salvarnos, necesitamos escoger el camino de la humildad” dijo Francisco.

Otro ejemplo dado por el Santo Padre fue el de María, que en su canto dijo que es feliz no porque Dios vió su virginidad, bondad y dulzura, sino porque vió la humildad de su sierva.

“Es eso lo que Dios mira. Debemos aprender esta sabiduría de marginarnos para que el Señor nos encuentre. No nos encontrará en medio de nuestras seguridades, ahí el Señor no va. El nos encontrará en la marginación, en nuestros pecados, en nuestros errores, en nuestra necesidad de ser curados espiritualmente, de ser salvados. Pidamos la gracia de tener esta sabiduría para marginarnos, la gracia de la humildad para recibir la salvación del Señor.”

Lee más:
=>Humildad y Oración para no matar la Palabra

Fuente: Papa Canção Nova

Deja un comentario