¿Cómo ser un verdadero siervo del Señor?

¿Cómo ser un verdadero siervo del Señor? 

Para ser un verdadero siervo del Señor necesitamos practicar lo Él hace. 

“Mira, no conviene que el siervo del Señor viva discutiendo, pero que sea manso para con todos, pronto para enseñar, paciente” (2 Timoteo 2,24). No conviene discutir, pero debemos ser mansos, pacientes y enseñar. Estas son las prácticas que el Señor nos enseña, que que son necesarias para lograr aquello que el Señor quiere de nosotros. 

Vivir practicando eso, danos una oportunidad de ayudar otras personas y seremos servidores listos para hacer el trabajo al que el Señor nos llama, tomando la Palabra que edifica. 

 

Saludos

Geraldo Garcia

 

Deja un comentario