Jesus nos revela el amor del Padre

La Palabra meditada está en San Juan 14

Quien nos dio acceso al trono de la gracia de Dios fue Jesucristo. Él es el camino que nos lleva al Padre. Es como rezamos en la coronilla de la Misericordia: “Eterno Padre, te ofrezco el cuerpo y la sangre, el alma y la divinidad de tu amadísimo Hijo nuestro Señor Jesucristo en propiciación de nuestros pecados y los del mundo entero”.

Debido al pecado de la humanidad y por todo lo que pasamos, pedimos misericordia. Nosotros no podriamos atrevernos a entrar en el Cielo sin Jesucristo, porque fue necesario que una persona santa como El se redimiese por nosotros.

Padre Uélisson. Foto: Jorge Ribeiro/cancaonova.com

Hay una canción del diácono Nelsinho que dice asi:

Jesús, fuente de misericordia que emana del templo
Jesus, el Hijo de Maria
Jesús, rostro divino del hombre
Jesús, rostro humano de Dios.

Jesús es el rostro de Dios que no es visto. Dios no habia permitido que ningún ser humano viese su faz, el único que contempló la faz de Dios fue su Hijo.

En la Palabra, Filipe se acerca a Jesús y le pide: “Muestranos al Padre”. Ese pedido, ese deseo es porque estaba en una espiritualidad superior. Para él, era suficiente ver al Padre. Corremos hacia tantas cosas pero lo que nuestro corazón más ansia es estar frente a Dios, es conocerlo y en Jesucristo podemos conocerlo.

En Jesucristo, el Padre vino para encontrarse con la humanidad.

Tantas veces Jesucristo dejaba a sus discípulos y decia: “Quédense aqui porque quiero estar en comunión con el Padre. Y eso atraia a los discípulos, ellos querian conocer a ese Padre .Jesús quiere que hagamos esa experiencia con Dios.

Tantas veces escuchamos a nuestros padres: “No hagas eso porque Dios castiga”. Este no es el Dios que Jesús nos reveló.

La Fiesta de la Misericordia en Canción Nueva es la oportunidad para mostrarnos ese amor de Dios. La misericordia es para que nos acerquemos cada vez más a El.

“Dios amó tanto al mundo que envió a su Hijo Jesus para salvarnos” (cf. Juan 3,5). En el tiempo de Jesus quien moria en una cruz era considerado maldito, él asumió todas las consecuencias por nosotros.

Lee más:
.: Es tiempo de conversión
.: Vivamos la misericordia mientras hay tiempo 
.: Jesus no desistió de mi 

Hoy Jesús quiere revelarnos ese amor del Padre. No que El sea desconocido, sino que desconfiamos de Dios en muchas situaciones y muchas veces hacemos tonterias porque no esperamos que El haga el bien en nosotros.

En Jesucristo el Padre vino para encontrarse con la humanidad. Dios viene a nuestro corazón como Pastor que fue al encuentro de la oveja perdida.

Padre Uelison
Comunidad Canción Nueva
Fiesta de la Misericordia – 2019

Deja un comentario